Categorías
Bandas Shows

Mensaje Eterno: Andrea Álvarez Trío + Knei en Niceto (01/02/2020)

La propuesta de por si era difícil de rechazar: Dos de las bandas rockeras más calientes que hay para ver en Buenos Aires se unían en un show. El trío de Andrea Alvarez y los pampeanos devenidos capitalinos Knei, junto al solo set de Sol Bassa, prometían rock, blues, psicodelia y distorsión. Vaya si cumplieron.

Foto de Lita Pascual para El Rock es de las Pibas

Guitarras Viejas, Rutas Pasadas
La apertura, a las 21:15, quedó a cargo de Sol Bassa con un corto set de 4 canciones de las que 3 estarán en su próximo disco “Errores Coleccionables”. Abrió con “Morir Por Vos (No Puedo)”, ya publicada en tiendas digitales a modo de adelanto. Detrás de su Musicmaster negra, Sol siguió con “Compra Venta”(que se publicará este viernes 7) y “La Caja de la Esencia” (de su segundo disco “Calles de Tierra”), para cerrar con “Pieza Inundada”. “No elegí mi nombre, no elegí mi suerte, elegí tocar blues” cuenta en “La Caja De La Esencia”, eso es lo que hizo y lo que va a hacer también el próximo domingo 9 en el Cosquín Rock, abriendo las puertas de la Casita del Blues a las 15:10 con su banda.

Foto de Albi Alvarez

Vamos Bien, Vamos Viendo
El turno siguiente fue para Andrea Álvarez, que se ubicó detrás de su batería con su sonrisa enorme. Con un volumen alto y graves asesinos, gentileza de Adrián Taverna, arrancó con “Te lo Juro”, una de las canciones de su disco de 2015, “Y lo Dejamos Venir”. También sonaron, entre otras, “Te Maté Porque Sí” (de su EP “Porque Sí”), “Esa Belleza” (de “Dormís” de 2005), y no perdieron la oportunidad de incluir 2 canciones nuevas que estarían en su próximo disco, el quinto de su carrera solista. Como ella dijo, se encuentran demeando, investigando, para entrar a grabar y sacarlas este año. En estas canciones se evidencia la madurez creativa y como cantante de Andrea, quien no tuvo empacho en frenar uno de estos estrenos para modificar su monitoreo y poder cantarlo bien, porque “las canciones se merecen eso, y ustedes también”.
Después de “Se Pudre Todo”, el hit de ese disco de 2015 llegó la sorpresa con la versión de “Me Vuelvo Cada Día Más Loca” aquel recordado éxito de Celeste Carballo. “Una pastillita de adelanto de una gran bolsa de dulces que estamos preparando para este año”, dijo. Habrá que esperar para saber de qué se trata. El trío que completan Tomás Brugués en guitarra y Lonnie Hyllier en bajo está super consolidado, teniendo todos la oportunidad de tener su momento de lucirse. Los graves de Niceto nunca trabajaron tanto, y el cartel de la entrada que advierte que “los niveles sonoros en este lugar pueden provocarle lesiones” estuvo en lo cierto. Demoledor.

Foto de Cacta para Revista Ritual

Una Especie en Extinción?
Unos minutos pasadas las 23 fué el turno de Knei, que se encuentra presentando las canciones de “III”, su tercer disco, en el que se basó el repertorio. Este disco va a tener su versión en vinilo en marzo, un formato que a ellos les gusta mucho, y le queda muy bien al sonido del disco, grabado de forma analógica y en cinta. Abrieron con “Nuvem Leopardo”, con Santiago Leuci en teclados, iniciando un listado de invitados que seguiría con Martín Rodriguez (de Poseidótica) y la versión a 2 bajos de “Vieja Mujer”, Maxi Leivas (sonidista de la banda y guitarrista de Ayermañana) en “Nuestro Amigo” (una de las 2 canciones que tocaron de su primer disco), Karina Vismara (solista que abrirá La Casita del Blues el sábado 8 en Cosquín Rock) en “Jardín” y Sol Bassa en “Caso Perdido”, compartiendo solos con Nico Lippoli. El Cierre llegó con “Que Está Bien y Que Está Mal”.
Más allá de un sonido valvular que muchos pueden considerar anclado en el pasado, lo cierto es que Knei (que completan Mauro Lopez en bajo y Roberto Figueroa en batería) es parte de una nueva generación de bandas que puebla la escena porteña a fuerza de distorsión, solos y psicodelia. También integran una movida muy interesante de bandas de jóvenes músicos pampeanos radicados en Buenos Aires, que se mezclan entre sí en distintas bandas, como el caso de Knei, Las Sombras y Los Siberianos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *