Fin de semana variaíto

Posted by & filed under .

por Mario Tapia

Géneros tan lejanos como el Indie-rock, el reggae, el hardrock, el hip-hop, el rap y la trova caben en esta nota, en un paseo musical (parcial) tucumano, de este finde que pasó.

El viernes, en el museo de la UNT, pasadas las 22, Calíope se presentaba con banda: una versión alternativa (que cada vez se asienta más) de la versión dúo, que fue la que dió comienzo a todo.

Calíope, se define como canción de autora, pero con la suma de un bajo, percusión, guitarra eléctrica y batería la cosa tira a definirse mas para el abanico del rockero. Las voces, cada vez más impecables y potentes de Ana Jeger y Silvina de Faveri, más las letras de las canciones, hacen que el sonido no pierda la propuesta inicial.

Hicieron ¡22 canciones!, en una presentación que pasó la hora de show, y que fue bastante movida, “escenarísticamente” hablando: canciones del principio y del fin con batería; canciones a bajo guitarra y percusión; canciones a trío y canciones a dúo.

Con esta nueva propuesta, anunciaron su disco para el 2013. Ellas van haciendo y encontrando su lugar. Hay canciones que van mutando de manera sorprendente, por ejemplo: Conjuro. Habrá que preguntarles hasta dónde será tanta búsqueda.

Por lo pronto les dejo unas cuantas canciones pueden escucharse en su página, y otro tanto se puede ver y escuchar en el video que hicieron recientemente, donde la canción, a diferencia de otras, quedó casi tal cual yo la escuché la primera vez que vi al Dúo Calíope.

De aquí, saltamos al sábado. El viernes tenía otras propuestas, no daba para más.

Bajo Presión, se hizo presente en el Robert Nesta, tipo 0.30. La noche aun estaba tranqui y a los chicos, de unos 15 o 20 años, les tocó romper el iceberg de todo comienzo. Creo que buscaron divertirse ante la adversidad y lo consiguieron. Tocaron alrededor de 8 canciones de Punk-Rock propias y ajenas. Como Uds. ya sabrán, me gustaron más las propias, a tal punto que me parecieron demasiado cuadradas las ajenas, no sé si por ellos o porque las canciones ya son así, las toque quien las toque.

Creo que los Bajo Presión suenan bien, y también creo que deben poner más acento en su propia producción. Para bien o para mal, eso tendría definir en algún momento qué es lo quieren y para dónde van. Habrá que seguirlos.

A continuación subió Monster, con su hard-rock, casi heavy, casi aplanador. Eligieron temas de sus dos discos Nunca Hay Algo Para Siempre (2010) y Desde adentro (2012) para esa noche. Todas las canciones tuvieron la fuerza de las dos guitarras, el bajo, la batería y la voz de Darío, líder y creador de la banda, al palo.

Hicieron, también, 8 canciones, y cerraron con el que eligieron como corte de difusión de su reciente disco, Poguear, que se puede ver y escuchar en un excelente video hecho en ¡tres tomas!, creo para resaltar.

La gente de Lules termina pisando fuerte el 2012, tanto aquí en San Miguel con en su ciudad natal.

Cerca de las 2 fue el turno de Buenas y Santas. Me gustó verlo al Ponja, su cantante, haciendo una apertura con un raggamuffin. Pensé: ¡colgó la guitarra y se convirtió en frontman!, pero no, solo fue la introducción. Algo que, aparentemente, siempre están pensando para cada presentación.

Hicieron temas de sus dos discos: Esperando al sol (2009) y Poder creer, poder soñar (2011) (disco que puede descargarse gratuitamente), y canciones nuevas que integrarían su tercer disco. Está funcionando el dúo vocal junto al Binghi, y, también, su raggamuffin, además de sus congas.

El estilo de los ByS se define como reggae, pero les aseguro que desborda esa etiqueta cada vez con más fuerza. Y una cosa interesante: aceptaron tocar junto a otros géneros que normalmente no conviven. ¡Salud por ello!

De aquí saltamos, casi 3am, a la Fiesta Inmaculada, una fiesta privada. Cuando llego a la puerta me dicen: -¿Tenés idea de la hora que es?; -No; -Pasá… Bueno, así se dan algunas las cosas.

Vi un proyecto nuevo de Varo (Te Odio Con Toda Mi Alma), extraño y se podría decir interesante: ¿Alguien se atreve a pensarlo cantar una canción de Queen al teclado? Bueno, eso. Totalmente nuevo para mí y poco para decir, más tirando a la experimentación y a la introspección, si me permiten.

Siguieron los Amurabi Familia, una banda de hip hop y rap, de unos cuantos años atrás. Pensé que ya eran historia pero siguen con la misma intensidad de las primeras épocas. La gente se enganchó con la propuesta. También poco para decir, solo que espero se presenten más seguido. Tal vez un contrapunto con el raggamuffin de los Warriors, aliente a ello. Una de las canciones que pude encontrar en la web pueden escucharla en: Goear, y para ver y escuchar les dejo su video en YouTube. ¡Buena propuesta, ideal para esta época veraniega!

El cierre de la noche, onda no sé qué hora, estuvo a cargo de Estación Experimental.

Me gusta Estación… Es una banda de fines de los noventa y principios del 2000. Hay un nivel de conocimiento entre los integrantes que pueden tocar sin mirarse ni tener ningún tipo de contacto más que el musical. Jorge, su cantante puede irse a comprar una birra y volver y tomar nuevamente el micrófono, o ir a abrazar a su novia, y toda la banda sigue tal cual en la canción; Mateo puede estar de espaldas todo el tiempo; pueden largar cualquier recital sin listas de temas, van saliendo los que se les vienen a la cabeza. Se conocen demasiado y se nota, la música fluye con otra cadencia. Tocaron casi todas las canciones de su próximo disco que “ya está grabado”.

Costó salirse del primer disco EE (2009), (del cual pueden ver la canción Sin dinero, filmado con cámara en mano por una arteria principal de la Tucumán colonial, o el video que hicieron para Elegidos, un programa que era las delicias de las tardes tucumanas, con un solo de ¡pistola! impresionante) y el pasito previo a este nuevo fue el EP “EEEP” (se entiende, ¿verdad?) que puede escucharse y descargarse gratuitamente en su bandcamp. Yo lo recomiendo altamente. Es un buen ejemplo de lo que hace hoy Estación… que no es tan alejado de lo que venía haciendo. Quejas, por favor, aquí abajo.

Hoy tienen grabadas 17 canciones nuevas, las cuales serán “subidas”, antes de que cierre el año y en dos partes los lados B del disco que piensan lanzar en el 2013. El disco en sí que contendrá 9 canciones, al igual que su predecesor.

Terminaron, y la fiesta siguió. La cuarto creciente, con Venus como acompañante, me guiñaba un ojo anunciándome los primeros rayos de sol. Volví caminando a casa, pensando en que está bueno que todo esté tan cerquita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *